PIECE FOR A BUILDING (video instalación 22 mm.)

 

Se recomienda la lectura del texto situándose frente a un espejo para poder así realizar un seguimiento riguroso de su contenido.

 

Se desarrollan,  seleccionan y muestran imágenes del cuerpo que funcionan en un campo de video.

El análisis de archivo provee de datos que se visual izan a través de un pequeño monitor digital.

A medida que el cuerpo se expande, el exterior entra dentro y el espacio es reconstituido, la arquitectura es lo que se traga. "Piece for a building" podría ser un espectáculo de movimiento, una coreografía para el cuerpo y el espacio, basado en la relación visual entre el lenguaje de signos y el de códigos que entre coreógrafos se utiliza para explicar los movimientos sin hacerlos, es decir, dibujando todos aquellos gestos que nos son comunes al andar, apoyarnos o caer. Utilizando este material ya "codificado" por medio de ambos lenguajes se compone en movimiento vertical y continúo sobre el espacio físico de esta galería; esparcido en su superficie el cuerpo improvisará su nueva definición de sí mismo.

Gesto y movimiento, la coreografía encierra dos términos contradictorios, ya que normalmente dibujamos aquello que no se mueve, siendo lo inmóvil el espacio físico, la arquitectura. Ambos tienen un grado determinado de autonomía cambiando con la dependencia de ciertos factores externos y de improvisación.

Una chica ensaya movimientos caminando sobre instrumentos de aluminio como una arquitectura apuntalada en su base que se desliza, resbala y se derrumba con mucha facilidad, susceptible de convertirse en cualquier momento en cualquier otra cosa; y que advierte, a cada paso que da, de su poca resistencia y de su condición de fragilidad. Una danza que se compone al azar por haber perdido la memoria de sus propios movimientos.

 

"Gravedad de una posición inclinada", "Fragmentación, atomización o deconstrucción del cuerpo" como el modo objetivo de mirarnos desde fuera como objeto. Lo que tenemos no es solamente una secreta e indescifrable composición formal que recorre los escalones y pasamanos en una gimnasia con aparatos, donde los tobillos parecen dislocarse para que los pies se muevan como las manos o los brazos como las piernas; las jerarquías no se niegan sino que se contaminan en un extraño cuerpo de prótesis, instrumentos como extensión de cuerpo. "El hombre parece estar empezando a llevar su cerebro fuera de su cráneo y sus nervios fuera de su piel"; los pasos lentos y fragmentados adoptan una serie de poses ciborgianas como la puesta en marcha de una máquina" como un acto para un cuerpo virtual.

¿Acaso crees que tu frágil forma, tus delgadas piernas y manos, y tu fina piel pueden ya sostenerse?

Como recuerda Stelarc, no es fácil bostezar con la boca cosida ni siquiera con el sobrepeso de nuestros cuerpos.

El movimiento es de algún modo .arquitectura viviente, compuesta de trazados, gestos, rectificaciones y correcciones en el espacio, es cambiar de emplazamiento. El objetivo de aquellos pasos no era otro que proponer con suma atención el reflejo de los defectos y la imposibilidad de los lenguajes, conformar una enciclopedia visual de motivos arquitectónicos de uno mismo, un deseo de modelizar nuestro cuerpo "injertado", atravesado constantemente por inscripciones efímeras. Extraños y venenosos primeros pasos dados por un cuerpo anfitrión como si aquella chica que camina experimentara las partes de su cuerpo como si no estuvieran ahí, como si no fueran suyas, como si no estuvieran bajo su control; una ausencia de fisiología.

En nuestro pasado freudiano, esto podría haber sido considerado una danza patológica; y en nuestro presente foucauldiano, como la inscripción y control de nuestro cuerpo. Una preocupación por el centro y por la estabilidad corporal que parece poseer unos límites impermeables, una imagen con sus bordes disueltos y su forma cambiante, como símolo perfecto de la categoría de lo ambiguo.

 

 

 

THE REGULATOR'S VISION (video proyección 18 mn.)

 

“The regulator's vision" es la segunda pieza sonora creada para fotos estáticas, donde todo lo que vemos y oímos es atravesado por la luz, que nos obliga a levantar los ojos y quedar impregnados contra nuestra voluntad; como instantes fugaces de luz blanca sincronizada que persiste en nuestra retina.

 

 

1. dos actores

2. falso techo acústico

3. caja metálica lacada

4. suelo de linóleo

5. alféizar en aluminio

6. luz exteroscópica blanca

7. cables y alimentador

8. vídeo cámara digital DM-XLI y monitor

9. lámpara de pie

10. paneles de madera

11. mesa plegable

12. fondos de papel blanco

13. escalera

14. premarco de carpintería

15. larguero de tubo de acero